Café de Tercera Alternativa

Los Menonitas

Menno Lite

Menno Simons


Menno Simons era Sacerdote Católico en Holanda durante los años en que comenzó el Anabautismo.

Menno Simons era un sacerdote católico en Holanda durante los años en que el Anabautismo comenzó. Él había escuchado sobre los Anabautistas y sobre sus enseñanzas pero no estaba dispuesto a dejar su sacerdocio con la iglesia Católica por su salario y por su puesto seguro. Pero siguió estudiando las enseñanzas de Jesús y comenzó a tener dudas sobre las enseñanzas de la iglesia católica.

Cuando dirigía la misa en la iglesia, se dió cuenta que ningún milagro sucedió para que el pan y el vino se convirtieran en el cuerpo y la sangre de Cristo.

Pasó que un día  fue muerto el hermano de Menno Simons en un ataque del ejército del estado a un grupo de anabautistas que estaban usando armas para defenderse. Esto influenció a Menno Simons a vivir como creía que Dios quería. Dejó su cargo y su salario en la iglesia Católica, para unirse al grupo que estaba siendo perseguido.  Él mismo era un hombre perseguido y su cabeza tenía un precio hasta el final de sus días.   

Un líder poco dispuesto  

Cuando los Anabautistas le preguntaron a Menno Simons que fuera su líder, él estuvo poco dispuesto porque sabía que era una tarea difícil. Pero luego pensó que estas personas eran personas sencillas que estaban como “ovejas sin pastor” porque sus líderes fueron hombres sencillos y a veces fanáticos. Entonces él asumió el liderazgo de la iglesia que fue conocida más tarde con su nombre.

 El primer record que tenemos de los Menonitas fue en el tiempo de la Condesa Ana que gobernaba una pequeña provincia de Europa. Ella firmó un papel en la que expulsaba a los Anabautistas de su provincia, con la excepción del grupo conocido como “Menists”, amadores de paz. Esto estableció un patrón que se repitió por muchos años más. Este patrón hizo que los Menonitas fueran aceptados por los gobernantes de las ciudades, por ser ciudadanos honestos, trabajadores y pacíficos.

Las persecuciones continuaron en Holanda, Suiza, y Alemania. Los Menonitas sobrevivieron, moviéndose de una provincia a otra. Cuando los gobernantes de una provincia decidían matar a todas las personas que no estuvieran dispuestas a unirse a la iglesia estatal, entonces los Menonitas decidían moverse a otra provincia en donde el gobernante los aceptara.

Así que la historia de los Menonitas es una historia de errantes de una ciudad a otra, perdiendo sus posesiones una y otra vez, rechazando defender sus vidas y sus posesiones con armas y ejércitos.


Pagina Previa:
<<·Los Anabautistas|
Proxima Pagina:
|·Influencias Menonitas llegan a América>>

Portada | Para apoyar esta pagina (Ingls)
© Menonitas.net, 2014